lunes, 31 de agosto de 2015

Poema XXXI

Quiero,
coserte a mi verano,
a mi ego,
a miradas desquiciadas,
a puntapié,
a puntilla y espalda;
coserte la rabia,
los ecos de voz,
la piel,
la marca de tus dedos
en mis mejillas,
en mi cara.

Coserte
a pedazos,
escombros,
burbujas de champán
y astillas de guitarra;
coserte
con aguja,
besos,
agua de rocío
y vientos de escarcha.

Quiero,
coserte a mi cama,
despertarte a mitad de mañana,
pintarte la piel,
tintarte a versos,
sin papel,
sin palabras;
tintarte poemas
y coserte a mis sábanas.

María Isabel Romero Pérez

16 comentarios:

  1. Que preciosura de poema, te quedo muy bello.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Quiero seguir leyendo más. ...se me quedó muy muy corta.
    !te felicito!

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu interés en mi habitáculo de poesía. Un saludo.

      Eliminar
  3. Este me ha gustado especialmente *-*

    ResponderEliminar
  4. Querer é óptimo, quando vale a pena, quando ceder,conceder e amar. a dois, permite um caminho de olhos nos olhos, mãos e vontades unidas.

    ResponderEliminar
  5. precioso,19 años talentosos. un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una maravilla tras otra, ¡no dejas de sorprenderme, artista! ^^

    ResponderEliminar
  7. Una maravilla tras otra, ¡no dejas de sorprenderme, artista! ^^

    ResponderEliminar