viernes, 29 de marzo de 2013

Delirios de amor

"Un día, la felicidad llegó a mi vida en forma de amor, mi Amor. Sin embargo, no siempre el mundo me sonríe, pues sucedieron una serie de tristes acontecimientos que cambiaron mi visión hacia las cosas, mis sentimientos, lo cual me sumergió en un universo superfluo. Las cosas para mí, tenían un final próximo, me encontraba dispersa entre la neblina de la negatividad, necesitaba una pequeña dosis de optimismo y un cambio de estación para liberar mi melancolía. Finalmente, encontré la esencia necesaria para sobrevivir emocionalmente".




Siento un cálido aroma,
pues evoca de tu piel.
Te amo, anhelo tu boca,
que fugazmente sabe a miel.


Siento un empalagoso amor,
me asciende por la garganta.
Siento un punzante dolor,
que ardientemente me quebranta.


Amargo es el sentir amor
que te amo y no confieso,
en lo profundo de mi dolor
lo mucho que te quiero, Amor.


A veces no se si pensar
que este amor sucumbirá,
en un beso fugaz
que me haga despertar.
Entonces mi corazón quebrantará,
anhelará tu alma, tu ser mortal.


María Isabel Romero Pérez

4 comentarios: