lunes, 28 de enero de 2013

Temblor invernal

"Quiero dedicar un poema a mi libro favorito, (Temblor -Maggie Stiefvater-), el cual consiguió avivar mi sensibilidad e incluso me hizo llorar. Quizá este libro sea tan importante para mí porque encierra un gran secreto personal que llena sus páginas de magia, por este motivo quedo atrapada en el alma de la protagonista (Grace) para escribir estos versos".



Sus ojos amarillos,
dulces como la miel.
Ojos que evocan recuerdos,
tendidos a desaparecer.

Entre la nieve,
su espeso pelaje esconde.
Entre la maleza,
sus ágiles pisadas enmarca.
Entre el día,
el sol reflecta su cara.
Entre ese cuerpo de lobo,
se esconde el amor de mi alma.
Entre animal de bosque,
atrapado está mi Sam.

El viento roza mis heridas,
susurra esos recuerdos,
todos creídos en el olvido.
Ahora sin Sam,
todo estaba perdido.

María Isabel Romero Pérez